Hay alternativas

Recientemente leí este artículo que muestra uno de esos casos en los que Google bloque la cuenta de una persona. Derivando en todos los problemas de la dependencia tecnológica

En concreto mi problema viene con esta frase respecto a los servicios ofrecidos por la gran G:

Miras otras alternativas, pero te das cuenta de que no existen.

Aunque sea una afirmación incorrecta (aquí una lista que acabo de encontrar en una rápida búsqueda), hay mucha gente que piensa igual. Desconocen que sí, existen alternativas.

Para la mayoría de usuarios, encerrados en la burbuja creada por las grandes tecnológicas de Sillicon Valley, puede parecer que no existe nada más allá. Sin embargo, existen servicios de calidad igual y superior que nos solucionan los mismos problemas.

Encontrar alternativas no siempre es fácil, pues toma tiempo y no siempre sabemos por dónde empezar a buscar. En algunos casos la información puede ser escasa.

Además, no es el camino más cómodo. Debemos cambiar nuestra mentalidad. Con Google y compañía las cosas funcionan así:

Google provee, nosotros usamos, no cuestionamos, estamos cómodos y conformes.

Inocentes cual niños, con padres superhéroes que lo saben todo

cud4m: año 22 de la era Google

No es fácil, salir de las plataformas que estamos acostumbrados a visitar, aventurarnos a lo desconocido. Requiere de un tiempo y un esfuerzo.

Aún así, has de saber, que hay miles de personas alrededor del mundo que ya han dado este paso.

Con términos de búsqueda como: lista de alternativas a ____ encontrarás un montón de posibilidades.

Un detalle más: de nada sirve cambiar Google enteramente por otro proveedor y tener el mismo problema. Lo ideal es usar alternativas de proveedores que trabajen con herramientas open source y/o software libre si es posible. Esto garantiza mayor continuidad en el servicio y la posibilidad de cambiar a otro proveedor sin problemas, manteniendo las funcionalidades a las que estamos acostumbrados.

Así pues, si no lo has hecho ya, te animo a investigar. Te vas a llevar alguna grata sorpresa.

Si ya usas estas alternativas, anima a otros. Cuantos más seamos, mejores herramientas tendremos.

Debemos ser adultos, y, seamos serios, ser adulto apesta.

Autores varios: conocimiento popular

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *